4 jun. 2011

Entrevista... El Guaro: La Bomba sigue inflándose.

Jesus Torres conocido como El Guaro, cuenta todo sobre su llegada a Televen. Barquisimetano de nacimiento y corazón, de ojos verdes y de baja estatura, pero con una chispa y un carisma que lo hace valer por dos. Irreverente, bochinchero, fiel creyente de una extraña teoría que dice que los zapatos no se lavan ya que deben mostrar cuánto han recorrido, profesa amor por La Maracucha y Josemith, pero mantiene una relación de amor odio con Doña Griselda. Lo cierto es que con dos pies izquierdos, pero con la mejor disposición para aprender a bailar, Jesus Torres mejor conocido como El Guaro conquista los corazones de la audiencia de lunes a viernes a las 11 de la mañana en La Bomba.

¿Alguna vez pasó por tu cabeza que estarías en La Bomba?
Jamás, nunca me lo platee, primero por la estructura que llevaba el programa y por el concepto que tenía, además que nunca me imaginé que hubiesen cambiado el staff de La Bomba, a lo mejor en cierto momento el trabajo que hacía en RCTV tenía cierta similitud, pero nunca me imaginé que estaría entre la fila de los animadores de La Bomba.

¿Cuál es el principal atributo que marca tu estilo en La Bomba?
Creo que lo primero es el punto de vista que tengo referente a cualquier situación, bien sea a cualquier chisme de la farándula o cualquier noticia o comentario. Segundo, a lo mejor la ocurrencia y el tipo de improvisación que no lo puedes tener en un noticiero de farándula común, sino que rompe el protocolo del comentario de algún chisme o noticia. Creo que eso fue lo que tomaron en cuenta para refrescar el programa. La improvisación, el punto de vista y la jocosidad que se le pueda dar.


¿Qué es para ti La Bomba?
Ahorita un reto, una responsabilidad también y creo que es la oportunidad que tengo para mostrar la otra faceta, que estoy descubriendo yo también, y que puedo tener frente a lo que pasa dentro y fuera de la farándula.


¿Cómo ha sido trabajar con la Doña Griselda, La Maracucha y Josemith Bermúdez?
Ufff, espectacular. Son personajes totalmente distintos y a cada uno los estoy conociendo ahorita tal cual como son. Con la Doña siempre tengo que tener una carta debajo de la manga, pero es bien sabroso el pinponeo, el toma y dame que tenemos ahí y que surgió desde el comienzo cuando estuve en la semana de invitado.

Con La Maracucha y Josemith, me la llevo espectacular son chamas que transmiten energía desde el mismo momento que llegan al set del programa. La paso muy grato con todos.

¿Qué ha sido lo más difícil de este nuevo reto?
Lo más difícil, creo, que es hacerle entender al televidente que no estoy haciendo el papel de ninguna otra persona y que no estoy tapando un hueco. Ese es el reto principal de todo, hacerle ver al televidente que vamos por otro formato, otra línea. También presentar mi sentido del humor y la aceptación en cuanto al público. Creo que es cuestión de hábito y a medida que vaya pasando y surgiendo esta temporada del programa se lo van a disfrutar muchísimo.


La Bomba es uno de los programas de farándula más visto de la televisión venezolana, sin duda, el primer día lo asumí con un nudo en la garganta, porque no sabía al mounstro que me estaba enfrentando, pero estando en el set fue otra cosa, pienso que es una nueva etapa, una nueva manera de ver la farándula.

La Bomba fue pionera en la forma de presentar la farándula y marcó una pauta grandísima para el resto de programas que salieron después. Ahorita seguiremos siéndolo, le estamos dando otro toque, no el mismo que tenía, le estamos dando un toque de mucho humor y va a compensar lo ácido que era antes, estamos haciendo otro tipo de programa y a lo mejor puede ser referencia para muchos programas que vienen.

Tienes el nombre del Mesías, (Jesús) ¿vienes a resucitar a La Bomba?
¡Uff que responsabilidad!, no vengo a resucitar ningún programa, vengo a aportar lo mejor que pueda, de repente un complemento más que se pueda necesitar y espero que les funcione. De verdad que es lo que esperamos todos, pero el programa tiene un concepto y una línea y no se trata de resucitarlo o revivirlo. El programa está allí solamente vamos a reformularlo y a seguir partiéndola.


La Bomba es uno de los programas más vistos; pero también es ácido, ¿Tienes miedo que la gente te critique por sacarle los trapitos a todos los famosos?
No, si supieras que eso es lo que menos me tiene preocupado, menos me tiene digo porque siempre soy muy crítico conmigo mismo para todo lo que hago, nunca estoy conforme con lo que hago, bien sea radio o televisión. Lo dije desde un principio, la primera vez que me reuní con Televen para la propuesta de La Bomba, les dije que quería ser yo mismo que no voy a hacer ningún papel, ni me voy a excusar que estoy haciendo algún papel. El punto de vista que de frente a una cámara siempre reflejará mi personalidad, bien sea una crítica, bien sea un comentario positivo, alguna acotación o un chiste respecto a cualquier noticia. Y la persona que se sienta aludida o que no le guste un comentario que pudiésemos emitir, en mi caso, de antemano digo que no es ningún personaje, es mi opinión y asumiría mi responsabilidad.

¿Cómo te has sentido en Televen?
Excelente, la primera semana que estuve con el equipo, estuve en ese trance de acoplarme con él, pero me pasó algo muy curioso, yo pensaba que los productores que hacían La Bomba tenían más edad, pero resulta que son unos chamos, que vienen toda la buena energía y la buena vibra que te pueden transmitir y me gusta me gusta eso, porque también me gusta escribir, producir, editar montar, y todo eso me transmitió mucha buena vibra.

Me gustó mucho el equipo de producción y estoy fascinado con las propuestas nuevas que traen y el camión de ganas que tienen para esta nueva temporada, es bárbaro. Estoy seguro que van a venir muchos cambios positivos al programa.


¿Cómo ha sido la recepción del público?
Excelente, le agradezco a la prensa que me ha tratado muy pero muy bien. Me han entrevistado de todas partes de Venezuela, en Barquisimeto me han brindado un apoyo incalculable, agradezco a las personas que me siguen desde mis principios en RCTV, que me siguieron con Ají Picante. Sí he tenido mis críticas en cuanto a que el público estaba acostumbrado a otro tipo de programa, y todo cambio genera conflicto, bien sea para bien o para mal, pero en líneas generales yo creo que el público lo ha aceptado muy bien y los comentarios que ha hecho la prensa han sido favorables.


Eres un chico muy alegre ¿hay algo que te quite la sonrisa de la cara?
Sí, las injusticias y que de repente el esfuerzo que se haga no de los resultados que quería.


¿El mundo del espectáculo es lo que te apasiona?
Sí me gustan los medios muchísimo, disfruto tanto estar frente a cámaras como estar detrás, me gusta mucho la producción, escribir, proponer, de hecho soy músico hago música para comerciales y edición de comerciales para radio también, me lo disfruto mucho porque me pagan por lo que me gusta hacer y de verdad el trabajo que hago compensa todo el esfuerzo, y los resultados también.


¿Por qué el público tiene que ver La Bomba?
Primero porque es la referencia obligada para toda la farándula en Venezuela y porque no sólo estamos diciendo los chismes dejándolos así tal cual, estamos buscando la réplica o ir a la raíz de la noticia para que se mate allí mismo. Que sea el mismo involucrado quien dé el veredicto final. Además porque te liberas del estrés, y la energía que se emite desde el set de grabación, le sube la mañana a cualquiera pues estamos haciendo todo lo posible para que la mitad de la mañana la pases bien y llegues feliz al almuerzo.


Eres extrovertido divertido alegre, bochinchero ¿crees que eres así por ser guaro?
El maracucho se tilda como regionalista y creo que el guaro también, los guaros quieren mucho a su gente, su tierra, su pueblo y los guaros somos así, tenemos mucha influencia del medio artístico, en Barquisimeto siempre vas a conseguir en cualquier casa un cuatro, una guitarra, cualquier instrumento musical y creo que cada guaro lleva un artista por dentro. Somos alegres, siempre armamos la parranda donde sea, con cualquier cosa nos divertimos y en cualquier fiesta pasamos un momento agradable.


Muchos dicen que La Bomba se espichó ¿qué opinas de esto?
No, yo digo que no. Creo que La Bomba la desconectaron de la válvula que le daba aire para conectarla en otra con mayor capacidad y mayor potencia, esa bomba sigue inflándose para pesar de muchos, que están sentados en la tribuna esperando que a La Bomba le llegue un alfiler y la explote y resulta que no.

0 comentarios:

Publicar un comentario