24 jul. 2011

URUGUAY ES EL NUEVO CAMPEON DE LA Copa America 2011.

Lo único potable en Paraguay fue el carácter de Haedo Valdez. Siempre dio la cara. Un tipo que es capaz de marcar dos goles en el Camp Nou al FC Barcelona no podía pasar inadvertido. Intentó un gol escorado, uno que sí hicieron Cruyff y Van Basten en su día, pero no llegó bien la pelota al portal de Muslera.

El meta uruguayo, por cierto, fue el espectador privilegiado en el primer tiempo. Lo vio todo en primera fila, sin agobios. Con el ‘soy celeste, soy celeste’ de alegría en las gradas del Monumental de River Plate se llegó al descanso.

En el segundo tiempo, Paraguay fue a por todas. Piris y Zeballos entraron por la banda derecha. Apretó un poco más la selección que dirige Gerardo Martino. Haedo Valdez mandó un balón al larguero, rozado por Muslera, y tuvo sus minutos de dominio.

Martino puso a Estigarribia en el campo. El interior zurdo de Newell’s ha sido de lo mejor del torneo. Sin embargo, se cayó por sorpresa en los últimos compromisos del once inicial. Martino sacó todo lo que tenía en el banquillo, incluido Lucas Barrios.

Uruguay sabe, por historia, que las finales no se juegan, se ganan. Hizo su partido en el segundo tramo. Con más ajustes defensivos, más pendientes de no perder el control y saliendo a la contra. Pudo hacer el tercero incluso Luis Suárez.

Ganó el equipo más querido. El más cercano a la gente. Un grupo que adivina el trabajo de un país que con sólo tres millones de habitantes es capaz de pintar la cara a los más grandes. Es la confirmación de un proyecto serio. Con la sub’17 uruguaya en la final del Mundial.

Con el cuarto puesto en el pasado Mundial de Sudáfrica, la nominación de Forlán como mejor jugador. Algo pasa en Uruguay. Algo ocurre en sus despachos y en la dirección de Oscar Washington Tabárez. El modelo funciona.

0 comentarios:

Publicar un comentario