24 jul. 2011

Uruguay venció por 3-0 a Paraguay y es el nuevo campeón de la Copa América.

Luis Suárez y Diego Forlán llevaron hoy a Uruguay a su decimoquinto título de la Copa América, una gesta de récord que supera ya a Argentina en el palmarés, en una final que ganó con autoridad a Paraguay.
Uruguay siempre tuvo un plan en la Copa América. Fue con diferencia el mejor equipo del torneo. Sabe el maestro Tabárez que no dispone de grandes arquitectos en su centro del campo. Así que recurre al tesón del ‘ruso’ Pérez, de Arévalo Ríos y al empuje de Alvaro Pereira, desde la izquierda.

Voltios de energía para que Diego Forlán y Luis Suárez amenicen los partidos, con su talento, su chispa. Intergran Forlán y Luis Suárez una dupla extraordinaria. Sin duda, de lo mejor del mercado mundial.

Y a ellos apeló Uruguay una vez más. Forlán, desde su nuevo sitio, más retrasado, pero con hambre de gol. Y Luis Suárez, espectacular, cayendo a la banda derecha, y dando mucho trabajo a Marecos, a Silva y a Verón en la zaga paraguaya.

Uruguay salió lanzado. Fue a por el trofeo desde el minuto uno. Quiso resolver cuanto antes. Desde el primer remate de Diego Lugano, de cabeza, con penalti por mano de Ortigoza no pitado, a los dos minutos, a un carrusel de ocasiones que acabaron en los goles. El primero de Luis Suárez, hábil en el área, y el segundo de Forlán, con un zurdazo, marca de la casa, que dejó helado a Justo Villar.

De Paraguay no hubo noticias. Ya tuvo mucha suerte con su pase a las semifinales. Hizo sus deberes al ganar a Brasil en cuartos. Justo Villar hoy poco pudo hacer ante el vendaval de Uruguay, más equipo, más trabajado y con mayor verticalidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario